A través de nuestro distribuidor en Japón, un concurso ha permitido a tres japoneses conocer España, Bodega Andrés Iniesta y el proceso de elaboración de nuestros vinos.

Japón es uno de los 35 países a los que se exportan vinos de Bodega Andrés Iniesta. Muchos japoneses atraídos por la cultura española son grandes conocedores de nuestros vinos, aspecto que sumado a su gran afición al deporte y a la admiración que tienen por Andrés Iniesta promueve su interés por este país.

Bodega Andrés Iniesta junto con su distribuidor en Japón, Nippon Liqour, promueve entre sus clientes diferentes propuestas para premiar su fidelidad. En esta última ocasión, el premio ha permitido a tres japoneses realizar un viaje por España de una semana de duración con todos los gastos pagados. Además de disfrutar de turismo cultural por diferentes localidades de la península como Madrid, Barcelona o Toledo, los premiados has podido disfrutar de un partido en directo del equipo de Andrés Iniesta y visitar de primera mano nuestra bodega.

Los premiados prescriptores de los vinos de Bodega Iniesta, han tenido la oportunidad de disfrutar de una experiencia única entre nuestros viñedos, alojándose en nuestras casas rurales. Takaaki Sihikawa de Niguita, mayorista de la zona principal para ON Trade; Takeshi Sato de Bic Shuhan, casa filiar de Bic Camera; y Motomo Hirose de Hirose Grp, han sido los afortunados en esta ocasión.

Recibidos en la bodega por José Ramón Cuenca del departamento de exportación, comenzaron la visita con un paseo por los viñedos donde la ingeniera agrónoma Elena Moreno, responsable del cuidado de los cultivos, les mostró la finca y las hectáreas cultivadas con vid. El recorrido les permitió comparar diferentes variedades de uvas, descubrir las peculiaridades de esta zona de la Manchuela y conocer los trabajos que se realizan en los viñedos. Una vez en la bodega, la visita fue comentada por el Enólogo Héctor Martínez quien les detalló los diferentes procesos en la elaboración de nuestros vinos y al que los invitados realizaron todo tipo de preguntas interesados por conocer en detalle los procesos de producción. Los invitados, sorprendidos por los procesos tecnológicos que se utilizan en la bodega, tuvieron el privilegio de probar vinos de diferentes variedades en cada uno de los pasos de su proceso de elaboración, incluyendo nuevos vinos que están a punto de ver la luz en el mercado en un futuro muy próximo.

El objetivo de estas iniciativas persigue que el mercado japonés pueda conocer de primera mano todo el entorno que engloba la producción de nuestros vinos. Esos conocimientos les proporciona un valor añadido a su propio proceso de comercialización y distribución de los vinos de Bodega Andrés Iniesta en esas tierras tan lejanas.