Bodega Iniesta apuesta por un cambio de imagen más actual, limpio y elegante que se adapte perfectamente a las tendencias del mercado pero sin perder la esencia principal de la marca “Corazón Loco”. Por ello resaltamos el corazón como elemento visual principal y como icono de marca, resaltando los colores representativos de cada variedad.

La etiqueta está perfectamente estructurada para que, tanto la marca de “Andrés Iniesta” como las variedades de los vinos y el nombre comercial, queden agrupados en una composición armónica, concisa y equilibrada.

Dotamos de valor añadido la nueva imagen, resaltado su firma al pie de la etiqueta. El blanco de base nos permite dar toda la visibilidad y color al elemento principal que es el corazón como imagotipo o anagrama, el cual será muy visual e importante a la hora de reconocer cada variedad por su color.

Con estos cambios se han obtenido unas etiquetas totalmente limpias, atemporales e integradas en las tendencias actuales de diseño y preparada para actuar en el mercado junto a la competencia del sector.